¿Donde va la fotografía?

Hacia la narración de historias reales.

Permítame explicar esto de la mejor manera posible.

Durante casi toda mi vida he estado ligado a la fotografía, bien sea por la práctica del mejor hobby del planeta o porqué me dediqué a ella de manera profesional a los 30 años, hoy ya con 40. ¿Pero esto acaso que importa? Mucho la verdad.

Mi pregunta ha sido durante todos estos años la siguiente: ¿Porque carajos alguien toma la decisión de contratarme para que le haga unos retratos a sus hijos, a sus familias o sus bodas? o en otro escenario diferente, ¿qué le realice una fotografía para colgar las paredes de sus hogares?

Ahora cualquiera puede tomar una fotografía. Antes era un privilegio de personas con alto poder adquisitivo o mediano. En fin, debía tener dinero para comprar una cámara, rollos y después pagar por el revelado de éstas. Muchas de estas fotografías si fueron bien guardadas, aún conservan sus colores o ya se han desgastado con el pasar de los años. El caso es que deben ser guardadas con cierto recelo ya que en un altísimo porcentaje muchos de esos negativos han desaparecido o se han dañado con el pasar de los años.

No coleccionamos fotos, coleccionamos recuerdos. No tomamos fotos, congelamos momentos que a partir de ese preciso instante se convierten en parte de nuestra historia.

El valor de una imagen se aumenta con el paso de los años.

¿Entonces, la fotografía va hacia algún lugar diferente al de coleccionar recuerdos? No. Solo evolucionará la manera de guardarlos o incluso construirlos. Pero el valor emocional de una imagen jamás desaparecerá.

Si eres un fotógrafo aficionado leyendo esto, o eres un profesional de la imagen, debes entender que la calidad de una fotografía es la importancia que tu le des o tus clientes le den. Los observadores seremos solo eso, simples espectadores de recuerdos que no nos pertenecen.

¿Donde va la fotografía?

Escuchar personas que se han dedicado a la fotografía por tantos años, filosofando como si se hubiesen metido 3 toneladas de sustancias psicoactivas y criticar el trabajo de otros colegas no solo me parece estúpido y arrogante (junto con otros adjetivos) sino a mi humilde parecer y criterio, una falta de respeto con altas dosis de escases intelectual.

El futuro aún no está escrito y no existen tales cosas como las fotos del futuro. Existe una necesidad de respetar el trabajo y esfuerzo de otros. La luz como elemento fundamental de una foto para ser tomada es una cosa, la forma de la luz es un adorno emocional, el color es otro elemento del mensaje. Lo que verdaderamente importa es el momento, es ese instante que jamás regresará, es esa arruga registrada que mañana se profundizará, es esa juventud que perdurará por siempre antes de adornar de blanco nuestros cabellos.

La vida esta llena de momentos. La fotografía es ese medio, ese mecanismo de llevar el mensaje de un pasado congelado para una eternidad que incluso es efímera.

¿Tomas fotos o quieres tomarlas? Concéntrate en que tipo de momentos quieres registrar. Deja de seguir gurús que creen que la técnica es más importante que lo que tenemos al frente, y claro que la técnica es importante, pero ella, como el dinero, solo son importantes en lo que deben ser importantes.

Te invito a que vayas a tus álbumes de fotos y evita emocionarte, seguramente esas fotos fueron tomadas más con amor que con técnicas raras, es más, fueron tomadas por tu papá o mamá, que no tenían ni idea de que estaban haciendo.

¿Pudieron esas fotos quedar mejores? No. Porque la espontaneidad no tiene precio.

¿Mi papá es el mejor fotógrafo del mundo junto con mi mamá, por qué? Porque dejaron una pequeña parte de mi infancia para siempre congelada en esas imágenes.

¿A dónde quiero ir con todo esto? ¿ Donde va la fotografía?

En que, si hay algún futuro en la fotografía, no son los megapíxeles, ni los sensores, ni que una cámara grabe perfecto de noche, esa mis queridos amigos es sólo la forma. El futuro de la fotografía se construye desde hoy, captando esos momentos maravillosos por los que vale la pena vivir y recordar.

Si quieres ser un mejor fotógrafo mañana, ayuda a crear momentos únicos. Sal de la rutina, has cosas que valgan la pena ser recordadas como un asado con la familia, como preparar unos tacos, unos tamales, unos frijoles en familia. Celebren las fechas especiales y sonrían. Bajen los celulares y pasen bueno con sus hijos. Vayan a los parques, vayan a piscina, agarren un bus, un avión, sus carros o motos y salgan de viaje con sus familias y tomen fotos de esos paseos. Graben videos de los que se reirán en unos años. Vayan a la playa o a un río. Dense permiso de disfrutar las pequeñas cosas de la vida y agradezcan cada momento que puedan pasar al lado de quienes más aman.

Un mundo irreal como en el que vivimos hoy de fotos producidas sin emociones y de pseudo fotógrafos llenos de técnica, pero vacías, solo es la máscara de una realidad a la que cada vez más le damos la espalda. Eso lo hace cualquiera.

Mis queridos amigos, la fotografía es eso. No, es más. Es una colección de historias reales.

About Us

Casannova Academy. La mejor experiencia en aprendizaje de fotografía.

Has parte de la comunidad más grande de habla hispana de fotógrafos en el mundo.

 

Whastapp

+573202114515

Colombia - South America